Barbazul

Los 5 secretos de todo hombre auténtico

Los 5 secretos de todo hombre auténtico

La distinción en la sociedad es algo al alcance de todos, pero no todos conocen las pequeñas fórmulas que hacen que una persona destaque por encima del resto. A continuación te contamos 5 pequeños secretos:

Conócete a fondo:

Debes entender que no hay nadie igual a tí en este mundo. Está claro que hay personas que se parecen entre ellas mucho más que otras, pero cada uno tiene una conjunto de detalles, experiencias y entornos que lo hacen diferente. No hay nadie que utilice el cerebro como lo haces tú, que tenga tus pensamientos o tu forma única de expresarte. Para conocerte a fondo, debes entender quien eres. ¿Qué es es lo que te gusta y lo que no te gusta de ti? Lo que no te gusta siempre estará contigo, pero puedes empezar a conocer bien esa parte de ti para llegar a hacer que te guste. Si eres un tío listo, seguro que al final sabes cómo sacarle partido a cada uno de tus rasgos de identidad. La mejor forma de encontrarte a ti mismo es que pases un tiempo solo, sin estar pendiente de lo que te dicta la sociedad. ¿Has probado a irte solo de vacaciones?

Sé capaz de hacer lo que te gusta:

Posiblemente uno de los mejores consejos de esta vida y que seguro que has escuchado muchas veces. ¿Pero lo has puesto en práctica? No nos referimos únicamente a las grandes decisiones (tu carrera, tu trabajo, etc). Nos referimos a las pequeñas cosas de la vida, aquellas que ya conoces. No parecerás idiota por ser realmente como eres. Y seguramente notarás que la gente será tan auténtica como tú cuando estén contigo. Ponlo a prueba.

Observa a los demás:

¿Alguna vez te has dedicado a observar a los demás, tal y cómo lo haría un psicólogo? Es algo que te sorprenderá, y además es muy divertido. La forma en la que la gente se comporta con diferentes perfiles (jefes, familia, mujeres, amigos...), cómo van vestidos, o incluso los temas de los que hablan, revelan muchísimos aspectos de la personalidad de los demás. Aquí llega el secreto: una vez que los hayas calado, prueba a cambiar tu comportamiento con ellos. Todo vale: empieza con nuevos temas de conversación que nunca has tenido con ellos, o quizá proponiendo nuevos lugares para reunirte. Lo vas a pasar en grande, ya verás. Pero volviendo a lo que nos incumbe ahora mismo, estos cambios con tu entorno te aportarán facilidades para demostrar quién eres tú realmente.

Di lo que nadie se atreve a decir:

Posiblemente esto no te será fácil al principio, pero es la mejor receta de la autenticidad. No se trata de revelar situaciones incómodas o dañar los sentimientos del resto, sino de practicar el gran arte de ser auténtico. Decir lo que piensas te permite realmente expresar tus sentimientos, emociones e ideas. Esto tendrá un efecto muy positivo en ti ya que poco a poco irás sintiéndote más cómodo con ello, y posiblemente serás más feliz porque estos tabús que nadie revela, te definen como persona y serás el único capaz de disfrutar libremente de ellos.

No intentes impresionar a nadie:

La clave para impresionar a los demás es no intentar impresionarles. Buscar una buena impresión es algo que se percibe, se detecta fácilmente y puede resultar falso. Tu única estrategia debe ser la de ser tú mismo, con todas tus virtudes y defectos. Porque además, eso es lo que eres y lo que te gusta ser. Por otro lado, es más interesante que sepas sorprenderte a ti mismo. Una vez que hayas aprendido a no perder el tiempo intentando impresionar a los demás, conseguirás que la gente te detecte tal y cómo eres: auténtico. Como último consejo, podemos recomendarte que te apuntes a nuestro newsletter. Es un consejo de hombre a hombre si quieres recibir (sólo una vez al mes) los mejores consejos que un tipo como tu debe tener cerca.

 

Escribe un comentario

Recibe descuentos y novedades