Barbazul

Pelo de película: sí puedes conseguirlo

Pelo de película: sí puedes conseguirlo

Tener un pelo fuerte y sano (y, a ser posible, tenerlo durante muchos años) es el sueño de la mayoría de los hombres. Sin embargo y paradójicamente, la mayoría de nosotros solemos relegar su cuidado a los últimos puestos de nuestra lista de prioridades. Mientras ellas invierten en buenos champús, acondicionadores y mascarillas para sus melenas, a nosotros suele bastarnos con "cualquier cosa que haga espuma" (incluido el gel de ducha, en caso de emergencia).  Una dejadez que, a medio plazo, se traduce en un pelo mal cuidado y debilitado, con más probabilidades de empezar a caerse. Hoy en Feel Good te damos las claves para tener un pelo fuerte y perfecto del que, si la genética te acompaña, presumir durante mucho, mucho tiempo: ¡apúntatelas!

 

1) El champú sí es importante: elígelo bien.

La mayoría de los hombres no damos importancia al champú con el que nos lavamos el pelo: craso error, pues el champú es determinante en su aspecto y su futura salud. Para elegir un buen champú, empieza por identificar tu tipo de pelo (¿seco?, ¿graso?, ¿con caspa? ... ): hazlo bien, de otra forma podrías estar perjudicándolo con champús que no estaban pensados para el. Una vez tengas esto claro, escoge siempre champús suaves, con un PH ácido, próximo al 5,5 (nunca por encima de 7), para evitar dañar tu pelo y cuero cabelludo a medio plazo, especialmente si vas a usarlo con mucha frecuencia.

 

  

Nuestra recomendación: si te lavas el pelo casi a diario prueba el champú de menta de Malin+Goetz.

 

2) Lávate el pelo usando las yemas de los dedos, no las uñas.

Esto, que parece tan básico, es un fallo de libro. Tendemos a lavarnos el pelo deprisa y con el 'piloto automático' y, a veces, ni nos damos cuenta. No hace falta que te digamos que usar las uñas para lavarse el pelo es nefasto: irrita el cuero cabelludo y favorece la aparición de caspa, entre otras cosas. ¿Nuestro consejo? Tómatelo con calma y aplícate un masaje suave con las yemas de los dedos mientras extiendes el champú.

3) Utiliza siempre un acondicionador

Este consejo es especialmente importante si tienes algo de melena (aunque para el pelo corto también es aplicable). El acondicionador está especialmente diseñado para crear un 'escudo' que protege tu pelo de agresiones externas y que, además, le aporta suavidad y brillo. Úsalo sólo en medios y puntas (nunca en las raíces, podría engrasarlas), con moderación. Notarás los resultados.

  ACONDICIONADOR DE CILANTRO MALIN + GOETZ     

Nuestra recomendación: aquí lo tenemos fácil. El rey de los acondicionadores es, sin duda, el acondicionador de cilantro de Malin + Goetz. Formulado con cilantro y manteca de karité, nutre y desenreda sin dejar residuos y, además,  equilibra el pH de tu cuero cabelludo, sin apelmazar tu pelo.

 

4) Las mascarillas no son un invento del demonio: úsalas.

Si el acondicionador es el gran desconocido del cuidado masculino, la mascarilla, directamente, no existe. Una pena, porque es tu mejor aliada para nutrir y cuidar el pelo a corto plazo. Las mascarillas penetran en el cuero cabelludo y son especialmente idóneas para combatir daños intensos en el pelo (sequedad o mal aspecto en general, por ejemplo). Úsalas al menos una vez al mes y con mayor frecuencia en épocas como el verano, en las que el pelo sufre especialmente (los rayos del sol son tan perjudiciales para el como para tu piel).

 

5) Geles y ceras de peinado: sí, pero ojo.

¿Recuerdas cuando tenías 16 años y le echabas a tu pelo una tonelada de gel para fijar 'la cresta'? ¿Y recuerdas lo que le pasaba a tu pelo después? Si es así, poco más tenemos que explicarte. Ceras y geles pueden ser grandes aliados a la hora de dar forma a tu look, pero ojo, porque no vale cualquier cosa. Los que puedes encontrar en las estanterías del súper están formulados con ingredientes industriales que van a secar y debilitar tu pelo.

  HAIR POMADE Nº1 DAIMON BARBER 

Nuestra recomendación: si vas a usar geles de definición, utiliza productos como Hair Pomade Nº1 de Daimon Barber, formulada con ingredientes naturales entre los que destacan el propóleo de abeja, que nutre tu cuero cabelludo para evitar problemas de caspa o descamación. Además, este producto huele delirantemente bien, a sándalo y flor de naranja,.

  HAIR BUILDING FIBERS - TOPPIK 

6) ¿Estás perdiendo pelo? Un par de trucos para que nadie lo note.

Si has empezado a notar que pierdes pelo, lo mejor es que hagas una visita al dermatólogo cuanto antes (existen productos que pueden frenar su caída y que sólo el te puede recetar). Dicho esto, debes saber que existen en el mercado marcas que están trabajando mucho para frenar la temida calvicie masculina y disimular sus efectos, como Toppik. El producto estrella de esta marca es Hair Bulding Fibers, un spray de microfichas de keratina que se aplica sobre las zonas con menos pelo y aporta, de forma inmediata, densidad y volumen disimulando las calvas (no macha, ni se va con el sudor, por cierto). Además, Toppik también cuenta con champús específicos para cabellos muy frágiles, como el champú regenerador 3 en 1 (funciona también como acondicionador), que contiene keratina para fortalecer el pelo y aportar volumen, aceite de palma roja que para la regeneración celular y camu camu, una fruta con alto contenido de vitamina C que actúa como antiinflamatorio y antibacteriano.

 

¿Te ha gustado? Descubre Barbazul, nuestra tienda de cosmética orgánica para hombres exigentes y disfruta cuidándote.

¡Hasta la semana que viene!

Escribe un comentario

Recibe descuentos y novedades